Memoria-Democrática_Cours-espagnol_Strasbourg_Principal

Conferencia “Del silencio a la Memoria. Historia de una esperanza”


El próximo viernes, 12 de abril, a las 18:00, tendremos el gran placer de contar con la visita de Enrique Guerra López, quien nos hablará sobre la Ley 20/2022, de 19 de octubre, de Memoria Democrática, ley española que sustituye a la Ley de Memoria Histórica de 2007. La ley tiene «por objeto la recuperación, salvaguarda y difusión de la memoria democrática, entendida ésta como conocimiento de la reivindicación y defensa de los valores democráticos y los derechos y libertades fundamentales a lo largo de la historia contemporánea de España, con el fin de fomentar la cohesión y solidaridad entre las diversas generaciones en torno a los principios, valores y libertades constitucionales». «Asimismo, es objeto de la ley el reconocimiento de quienes padecieron persecución o violencia, por razones políticas, ideológicas, de pensamiento u opinión, de conciencia o creencia religiosa, de orientación e identidad sexual, durante el período comprendido entre el de 18 de julio de 1936, la Guerra de España y la Dictadura franquista hasta la entrada en vigor de la Constitución Española de 1978, así como promover su reparación moral y la recuperación de su memoria personal, familiar y colectiva, adoptar medidas complementarias destinadas a suprimir elementos de división entre la ciudadanía y promover lazos de unión en torno a los valores, principios y derechos constitucionales».

Desde la transición democrática hasta la Ley de Memoria Histórica de 2007

Por poner un poco de contexto, puede ser oportuno recordar que, tras la muerte del General Franco el 20 de noviembre de 1975, Juan Carlos de Borbón inició la transición democrática con la legalización de los partidos políticos entre 1976 y 1977 y se eligió con las primeras elecciones libres al partido de Adolfo Súarez llamado UCD (Unión Centro Democrático). En octubre de 1977 se promulgó la Ley de Amnistía. El Estado renunciaba a perseguir todos los crímenes cometidos en uno u otro bando durante la guerra civil y la dictadura. La nueva Constitución fue aprobada el 6 de diciembre de 1978.

El proceso de transición democrática no constituyó una ruptura nítida con la dictadura. Se impuso la necesidad de establecer un cambio político consiguiendo un apaciguamiento y una reconciliación nacional. La Ley de Amnistía definió un paradigma basado en la amnesia. Fue calificada de “pacto del olvido”. Esta desmemoria provocó una reticencia para reivindicar la herencia republicana y el ninguneo de la cuestión de los desaparecidos y de las fosas comunes con unas políticas públicas que difundieron un discurso equidistante entre ambos bandos.

 

Fotografías de desaparecidos y fusilados durante la Guerra Civil en un homenaje, en el Cementerio de la Almudena, el 3 de julio de 2022, en Madrid. Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

 

Este régimen en cuanto a la memoria duró hasta 2007, año en el que fue promulgada la Ley de Memoria Histórica (ley 52/2007) por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE). Es de señalar que bajo el gobierno de Mariano Rajoy (PP) en 2013 y 2014 la ley se quedó sin presupuesto.

El 2 de junio de 2018 Pedro Sánchez llegó a la Moncloa tras la mención de censura impulsada por el PSOE contra el gobierno de Mariano Rajoy. En 2019 se estableció un gobierno de coalición con el partido de Pablo Iglesias, Unidas Podemos, primer gobierno de coalición de la democracia post franquista. La investidura de Pedro Sánchez estuvo marcada por un compromiso claro a favor de la memoria y del reconocimiento de las víctimas del franquismo y en contra de cualquier exaltación de la dictadura.

Inició el 15 de septiembre de 2020 un anteproyecto de Ley de Memoria Democrática cuyo objetivo se presentaba como un paso más para complementar la anterior normativa de 2007 frenada por los gobiernos de derecha. El objetivo es claro: facilitar el derecho de verdad y de memoria para los familiares de las víctimas del franquismo y acabar con todo tipo de exaltación franquista con la supresión de la fundación Francisco Franco entre las principales nuevas normas.

El anteproyecto fue aprobado como proyecto de ley el 20 de julio de 2021 por el Gobierno y superó su primer examen en el Congreso de Diputados el 14 de octubre de 2021. La lista de propuestas de enmiendas fue publicada el 14 de diciembre. De este modo, tras numerosas polémicas y tensiones, la ley entró en vigor en octubre de 2022. Pero, ¿se está aplicando realmente?

 

 

Pues sobre esto nos hablará Enrique Guerra López, licenciado, profesor y catedrático de Historia, además de investigador y autor de numerosas publicaciones y artículos. Asimismo, en 1978 fue elegido concejal del municipio de S. Fernando de Henares, pasando al puesto de alcalde del mismo desde 1982 a 1990.

Entre sus publicaciones, encontramos obras como “Cuadernos Bibliográficos de la Guerra de España 1936-1939”, “Historia de Marruecos” (coordinador y autor de la parte contemporánea), “Al sur de Gredos. La guerra civil en Cuevas del Valle” y Gredos 1936. La represión en el valle del Tiétar”.

A estas publicaciones hay que añadir varios artículos de revistas sobre temas referentes siempre a la Historia de España en el siglo XX (revista Hispania (CSIC, Madrid), Aljamía (Embajada de España en Rabat), Aula Oberta (Embajada de España en Andorra), y otros varios, además de numerosas conferencias sobre temas españoles relacionados con nuestra Historia.

Actualmente se dedica a trabajar sobre la Memoria Democrática, tanto a título personal como formando parte de la Junta directiva de la asociación AMESDE.

Sin duda será muy interesante y, por supuesto, estáis todas y todos invitadas e invitados el próximo viernes 12 de abril, a las 18:00 en nuestra escuela. Solo os pedimos una cosa…escribidnos, por favor, a info@strasbourg-eleusal.com.

Al final de la conferencia, celebraremos un pequeño homenaje a nuestro compañero Bernard Escudero, fallecido hace unos meses y cuyo último proyecto en colaboración con la escuela fue este, precisamente. Todavía recordamos su entusiasmo por el mismo. A este acto asistirán los más allegados.

Y, aprovechando la ocasión, el equipo de ELE USAL Strasbourg ha decidido poner su nombre a nuestra (humilde) biblioteca, que a partir del próximo viernes se llamará “Biblioteca Bernard Escudero”.  Este día aprovecharemos el homenaje para descubrir la nueva placa que colocaremos en nuestra pequeña librería.

No Comments

Post A Comment